MEJORAR LA CALIDAD: EXPLICADO USANDO CUATRO OBJETOS COIDIANOS

La mejoría de la calidad es un abordaje muy amplio, en donde muchas veces nos podemos perder en el intentar ofrecer servicios médicos de calidad, debido a que los pasos a seguir pueden resultar muy complejos, o el camino muy arduo. Sin embargo, muchas de las estrategias a realizar son actividades que ya estamos realizando, sólo se trata de refinar la forma en que trabajamos, un paciente a la vez, creando procesos más confiables y manteniendo la vista en las metas a largo plazo.

Aquí explicaremos cuatro abordajes hacia una atención médica de calidad usando cuatro objetos cotidianos para hacer más fácil de recordarlo, estos están basados en estrategias actuales usadas para mejorar la calidad.

Objeto 1. Muñecas rusas (ubicando el problema)

Todos conocemos esas pequeñas muñecas rusas, en donde se mete una dentro de la otra y así sucesivamente varias veces.

Cuando nos proponemos a mejorar un sistema, usualmente observamos el problema desde un punto de vista muy amplio – el servicio completo, el hospital completo, todos los pacientes, todo el personal -. Aunque esta debe de ser la meta final a largo plazo, no llegaremos a ningún resultado si no desglosamos el problema, o lo abordamos desde un punto de vista más localizado. Cuando se abordan los problemas de forma tan amplia también se les conoce como proyectos de “paz mundial”.

Las muñecas rusas explican como podemos trabajar de un proyecto de “paz mundial” hacia metas más específicas y objetivos a corto plazo para tener avances medibles (siendo este nivel la muñeca más pequeña).

La intención de esto es pensar en grande, pero iniciar pequeño. Plantear un problema grande, pero dar pasos pequeños, que sean medibles para alcanzar esa meta.

 

Objeto 2. Una lámpara (probarla para momentos en que se “enciende el foco”)

Este objeto es elegido por dos factores: 1. La forma es muy similar a el modelo de mejora (Model of Improvement). 2. Es un recordatorio del propósito inicial que es hacer pruebas. Tenemos una meta, mediciones e ideas que probar del objeto anterior (las muñecas rusas), las cuales colocaremos en la parte superior del modelo de mejora y los sometemos al ciclo de planear, hacer, verificar, corregir.

Al pasar las ideas en este ciclo encontraremos que hay partes del proceso que no trabajan como es esperado y podremos hacer ajustes y correcciones durante este periodo de mejora.

Cuando tengamos procesos bien establecidos y probados que nos llevarán a nuestra meta es momento de pasar al objeto 3.

Objeto 3. Hoja de Cálculo / puerta de jardín (generando ideas, empujando puertas abiertas)

El proceso para generar ideas requiere imaginación, pero el abordaje es muy sencillo y directo, solo necesitas cuatro cosas: gente (personal, pacientes, etc.), un proceso, papel y pluma.

Preguntarle a la gente su opinión en cuanto a los problemas nos da la facilidad de verlo desde distintos ángulos y nos facilita el crear procesos de mejora, teniendo cuestionarios sencillos suficientes podemos hacer una hoja de cálculo en donde enlistemos los problemas más frecuentes o las soluciones más propuestas y podemos priorizar ideas.

El doble propósito del objeto 3 es: recordarnos que debemos iniciar con ideas que sean lo suficientemente comunes y sencillas para permitir hacer pruebas, así como identificar que son las actividades que nuestro personal tienda a realizar de forma sistemática (empujar puertas abiertas).

Objeto 4. Básculas (para hacer balance y un recordatorio para evitar juzgar).

Siempre el trabajo en calidad requiere mediciones, por eso la báscula, para recordarnos que hay que medir todas las actividades que realicemos, así como encontrar un balance; y pensando en la báscula de la justicia, recordarnos que el trabajo para mejorar la calidad nunca debe ser juzgado y siempre se debe basar en aprendizaje.

Debemos de medir siempre los procesos, los resultados, y balancear los resultados obtenidos. Mejorar los procesos si los resultados obtenidos no son los deseados.

Debemos recordar que el trabajo para mejorar la calidad debe de ser sencillo, pero consistente para tener resultados positivos.

Dr. Bernardo Rea Ruanova**
Administrador de Riesgos Clínicos
Grupo Mexicano de Seguros

**Medico general.

Grupo Mexicano de Seguros S.A de C.V. se reserva el derecho de la información, imágenes, colores, diseño y logotipos utilizados en el presente boletín, por estar protegidos por los derechos de autor correspondientes, por los que se encuentra prohibida su utilización para fines distintos de los propuestos en el boletín.

CompárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone