Evaluación y mejora de la comprensión de los documentos de consentimiento informado

López-Picazo Ferrer J.J., Tomás García N.

Cirugía Española, Elsevier, 2016.

Introducción: El documento de consentimiento informado se trata de que el paciente tome una decisión libre sobre la cualquier procedimiento que afecte su salud.  Es un complejo proceso comunicativo de vital importancia como soporte documental tanto como herramienta de transmisión de información; por lo tanto, debe ser de calidad para lo que se toman en cuenta 3 factores: 1) que el documento abarque toda la información que el paciente debe de conocer, 2) que la información sea válida y 3) que se encuentra escrito de manera que el paciente pueda entender y comprender.

Propósito: Evaluar y mejorar la facilidad de comprensión del consentimiento informado presentados para su acreditación en un hospital de tercer nivel.

Métodos: Es un proyecto que pretende mejorar el proceso de entrega y firma del consentimiento informado en un hospital público de España (Hospital Universitario de la Virgen de Arrixaca) en  la región Murcia, para lo que se realizó un análisis en los servicios de urología y traumatología con 132 consentimientos informados, 64 y 68 respectivamente. Estos consentimientos informados se encuentran estructurados en 6 apartados: naturaleza, finalidad, consecuencias,  riesgos, contraindicaciones y alternativas según el programa de Evaluación y Mejora de la Calidad Asistencial de la Consejería de Sanidad y Política Social de la Región Murcia.
El estudio de evaluación y mejora se desarrolló en 3 fases: evaluación inicial en la cual se midió la calidad del CI, intervención donde se pretendía mejorar su calidad y reevaluación.

Se evaluó la comprensión de los 132 CI propuestos para su acreditación con dos criterios: la extensión y el índice de INFLESZ. La extensión se clasifico como deseable de hasta 470 palabras (1 hoja), aceptable de 471-940 palabras y excesiva >940 palabras. El INFLESZ es una herramienta para medir la legibilidad de los textos ajustada a los lectores españoles y validada para evaluar textos dirigidos a pacientes; con mayor probabilidad de ser comprendidos si superan >55 puntos.  Además clasifica los textos como en muy difícil (<40), algo difícil (40.1-55), normal (55.1-65), bastante fácil (65.1-80) y muy fácil (>80). Los contenidos propuestos por los servicios fueron mejorados para alcanzar un INFLESZ >55 puntos entrenando a una persona de profesión no sanitaria, las dudas que fueron surgiendo en base a la terminología fueron resultas por los autores. Finalmente, los 132 CI fueron reevaluados utilizando los mismos instrumentos de medida.

El análisis estadístico se llevo a cabo con la prueba de T student para variables cuantitativas y el test de McNemar para las proporciones.  p <0.05= significativa.

Resultados: Previo a la intervención una media de palabras de 338.6 palabras, con una proporción de longitud deseable del 78.1%, IC 95% con 86.5-71.1;  INFLESZ de 44.1 puntos con una probabilidad del 3.8% de ser entendido por un ciudadano medio.  Tras la intervención, la extensión paso a 378.1 palabras, 11.7% más largos sin modificarse la proporción de extensión deseable; INFLESZ de 61.9 con el 100% de proporción de CI >55 puntos. Con una mejora relativa de 40.3% con una p <0.001. En cuanto a la  extensión aumenta la descripción de naturaleza del procedimiento y menor a consecuencias y riesgos y en cuanto a INFLESZ el apartado de riesgos presentó el menor valor y el mayor el de contraindicaciones posterior a la intervención.

Discusión: Es bien conocido que los pacientes suelen tener dificultad en la comprensión de los CI por lo que trabajar en la legibilidad es una de las maneras más efectivas para mejorar su comprensión. Este estudio demuestra que es posible y necesario realizar dinámicas de mejora a pesar de haber sido probado únicamente con dos diferentes cirujanos; mejorar su calidad sin aumentar la extensión. Importantes cambios observados en la descripción del procedimiento y reducción en complicaciones y contraindicaciones, mientras que el cirujano busca respaldo legal en caso de necesidad.

Desventajas: No hay otros estudios que permitan valorar y comparar la mejoría del CI.

Conflictos de interés: ninguno.

Dra. Fernanda Chein
Residente de Cirugía General
Hospital Angeles Lomas

 

CompárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone